Hemos hecho del engorroso problema de la contabilidad la cuestión más sencilla del mundo. Con contadrive, un programa informático a su medida, sin necesidad de contratar personal adicional y con una dedicación mínima. Con un coste bajo y con la posibilidad de enlazar otros programas-facturación, almacén, etc.